En peligro defensores y periodistas

En todo el país se han registrado marchas por la paz y la justicia. Los estados con el mayor número de defensores de derechos humanos agredidos son Chihuahua, Guerrero y Oaxaca.

Publicado: Domingo, 11 de Noviembre del 2012, a las 05:02 hrs.

Por: Redacción
Agencia: Reforma

Ciudad de México

Martha Martínez
Agencia Reforma

Por primera vez en la historia del país, desde 2011 cuatro defensores de derechos humanos originarios de Chihuahua han recibido asilo del gobierno de Estados Unidos por considerar que sus vidas corren peligro en el país.

La primera fue Cipriana Jurado, una activista que junto con Marisela Escobedo, asesinada en 2010 de un balazo en la cabeza frente al Palacio de Gobierno de Chihuahua, brinda acompañamiento a las familias de víctimas de abusos de militares.

La activista no es sólo la primera defensora de derechos humanos que recibe asilo de Estados Unidos; su caso es el primero en el que éste es otorgado tras denunciar que era perseguida por el Ejército por su activismo a favor de una familia de migrantes que desaparecieron en el ejido Benito Juárez de Ciudad Juárez, a finales de 2009.

A Jurado le siguieron Mónica Arias Hernández, nuera de Marisela Escobedo, y Saúl Reyes Salazar, hermano de Josefina Reyes, una defensora de derechos humanos que adquirió notoriedad por encabezar una lucha en contra de los abusos cometidos por los militares desplegados en Chihuahua. A la fecha, cinco integrantes de la familia Reyes Salazar han sido asesinados.

Además, una persona cuyo nombre se mantiene en reserva por seguridad también fue asilada en Estados Unidos.

Actualmente, al menos otras dos defensoras de derechos humanos tramitan asilo: la primera es Sara Salazar, madre de Josefina Reyes. Además de perder a tres hijos, un nieto y una nuera, el 16 de febrero de 2011 su casa fue incendiada mientras realizaba una huelga de hambre en la Subprocuraduría de Justicia de la Zona Norte para exigir la aparición de dos de sus hijos que 9 días más tarde aparecieron sin vida.

La segunda es Norma Andrade, fundadora de la organización Por Nuestras Hijas de Regreso a Casa. En diciembre de 2011 abandonó Ciudad Juárez rumbo al Distrito Federal luego de que fuera baleada en un supuesto intento de robo. En febrero de 2012 de nuevo fue atacada a pesar de que contaba con seguridad de la Procuraduría General de la República por solicitud de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Estos casos muestran la situación que enfrentaron en este sexenio defensores de derechos humanos. Entre 2007 y 2012, 110 han sido agredidos y, de ellos, 53 fueron asesinados; 29, detenidos arbitrariamente; 15, atacados directamente; 11 recibieron amenazas y dos más se encuentran desaparecidos.

Un análisis realizado por Enfoque refleja que los estados con el mayor número de defensores de derechos humanos agredidos son Chihuahua, Guerrero y Oaxaca, que en conjunto concentran el 57 por ciento de los casos.

Dichos estados concentran también el mayor número de defensores asesinados: 35 de los 53 registrados en los últimos seis años. El estado con más homicidios es Oaxaca, con 13.

El análisis muestra que de los 110 casos únicamente en cuatro se han consignado a los presuntos responsables, pero en ninguno se ha dictado sentencia.

Se trata de los homicidios de Santiago Rafael Cruz, fundador del Foro Laboral Obrero Campesino, asesinado en abril de 2007 en Nuevo León; Avelino Castro Solís, defensor del medio ambiente de Guerrero, asesinado en mayo de 2007; Raúl Ángel Mandujano, director de Atención a Migrantes de la Secretaría para el Desarrollo de la Frontera Sur de Chiapas, asesinado en abril de 2009, y Susana Chávez, activista de Ciudad Juárez, asesinada en noviembre de 2011.

Periodistas

Los defensores de derechos humanos no son los únicos agredidos. En junio pasado la Comisión Nacional de los Derechos Humanos informó que entre 2000 y el primer semestre de 2012, 82 periodistas han sido asesinados en México. En tanto que según organizaciones civiles el número de periodistas desaparecidos asciende a 15.

Según un desplegado publicado en medios de comunicación el 3 de mayo pasado, Día Mundial de la Libertad de Prensa, firmado por 13 fundaciones y 31 reporteros, los asesinatos de periodistas han ocurrido en 18 estados.

Veracruz es el estado que registra el mayor número (12); le siguen Guerrero (10); Michoacán y Oaxaca (7); Estado de México y Sinaloa (5); Distrito Federal (4); Coahuila, Durango, Jalisco y Sonora (3 cada uno); Baja California y Nuevo León (2); y con un homicidio Chiapas, Quintana Roo y Tabasco.

El 17 de julio pasado, al comparecer ante una comisión de legisladores, la titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra Periodistas, Laura Angélica Borbolla, admitió que de los 67 homicidios y 14 desapariciones de los que la institución tiene conocimiento, sólo se ha dictado una sentencia.

Fuente: Tabasco Hoy

11 noviembre 2012

http://www.tabascohoy.com/noticia.php?id_nota=273841

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s