El PCM culpa a edil de Coyuca por la muerte de tres activistas

Fernando Camacho Servín

Periódico La Jornada
Viernes 9 de agosto de 2013, p. 6
El asesinato de Raymundo Velázquez, Samuel Vargas y Ángel Solano, militantes del Partido Comunista de México (PCM), obedece a la lucha que mantenían en defensa de las comunidades de Guerrero que podrían ser despojadas de sus recursos naturales por empresas mineras canadienses y por su participación en movilizaciones sociales, afirmó Diego Torres, segundo secretario del comité central de esa organización.

Explicó que Velázquez había denunciado los actos de intimidación en su contra muchos días antes de su asesinato, sin que las autoridades estatales investigaran los hechos o hicieran algo para proteger su integridad física y la de sus compañeros.

Independientemente de quién accionó las armas, los móviles del crimen están a la vista: ellos mantenían una lucha contra las empresas canadienses que quieren despojar de sus recursos a las comunidades de la sierra de Petatlán y Coyuca de Catalán, con proyectos mineros como Corazón de las Tinieblas o La Diana, subrayó en charla con La Jornada.

Además, las víctimas habían participado en la formación de policías comunitarias y en la organización de los campesinos para que exigieran sus derechos. Por esa razón fueron secuestrados, torturados y asesinados entre los días 3 y 4 agosto.

Van muchos activistas asesinados en Guerrero por bandas paramilitares que tienen relación con empresas, entre ellos Arturo Hernández Carmona (de la Unidad Popular de Iguala), recordó Torres.

Estos homicidios, lamentó, forman parte de un mecanismo de terror estatal donde la vida de una persona se puede comprar con 2 mil pesos para defender los intereses de los monopolios y las empresas trasnacionales.

Torres responsabilizó de los homicidios al presidente municipal de Coyuca de Benítez, Ramiro Ávila Morelos, así como a los gobiernos de Guerrero y federal.

El PCM realizará una manifestación a las 13 horas de este viernes frente a la representación del estado de Guerrero en el Distrito Federal para protestar por el asesinato de sus militantes; habrá actos similares en Chilpancingo, Guadalajara y Oaxaca, así como ante las embajadas de México en España y Grecia.

En Chilpancingo, el dirigente de la Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero, Pablo Sandoval Cruz, consideró ayer que los asesinatos de Arturo Hernández y Raymundo Velázquez, líder de la Liga Agraria Revolucionaria del Sur Emiliano Zapata, son un aviso para los activistas que luchan en defensa de los intereses del pueblo.

El ex dirigente del Partido Comunista Mexicano afirmó, durante el 135 aniversario del nacimiento de Emiliano Zapata, que en este clima de inseguridad, no habíamos constatado un momento tan difícil en la vida institucional y civil que se pareciera a la criminalidad que existe en Guerrero y en el país.

(Con información de Sergio Ocampo Arista, corresponsal)

La Jornada

9 de agosto de 2013

http://www.jornada.unam.mx/2013/08/09/index.php?section=politica&article=006n1pol&partner=rss

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s