Documentan en Oaxaca 65 agresiones a periodistas en cinco años

OAXACA, Oax. (apro).- La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) emitió hoy una ‘alerta temprana’ dirigida a la Secretaría General de Gobierno, la Secretaría de Seguridad Pública, la Procuraduría General de Justicia del estado y la Coordinación para la Atención de los Derechos Humanos del gobierno estatal.

De acuerdo con el organismo, en los últimos cinco años ha documentado 65 casos de agresiones a periodistas en la entidad, y en el último mes se denunciaron nueve acometidas, que van desde la amenaza y el hostigamiento hasta la usurpación de funciones y la agresión física, el organismo

La DDHPO explicó que emitió la ‘alerta temprana’ por las diversas embestidas que han sufrido los representantes de los medios de comunicación, hecho que –agregó– genera una situación de riesgo para las personas que ejercen el periodismo.

Precisó que de 2008 a la fecha abrieron 19 expedientes de queja y 46 cuadernos de antecedentes en los que se documentan diversas agresiones, algunas de ellas atribuidas a funcionarios públicos, así como amenazas realizadas por personas anónimas en medios electrónicos.

Por esta razón, en diversas ocasiones la Defensoría ha emitido medidas cautelares a fin de brindar protección a la integridad  física y seguridad personal de los periodistas.

La ‘alerta temprana’ advierte el riesgo de que se presenten violaciones a los derechos humanos de imposible reparación para las víctimas, por lo que solicitó a la Secretaría General de Gobierno que realice las acciones pertinentes para garantizar el derecho a la información y a la libertad de expresión.

A la Secretaría de Seguridad Publica le pidió que, de acuerdo con sus atribuciones legales, instrumente los mecanismos necesarios tendientes a garantizar la integridad  física de los periodistas  en los lugares públicos en los que ejerzan su actividad, y se evite cualquier acto de agresión o intimidación.

En tanto, a la Procuraduría General de Justicia del Estado le solicitó que agilice el trámite de las denuncias que se hagan de su conocimiento, que realice las investigaciones respectivas sobre los probables delitos en contra de los integrantes de los medios de comunicación y que cumpla los procesos dentro de los plazos establecidos por la ley.

A los presidentes municipales también les pidió que realicen todas las acciones que estén a su alcance para garantizar la libertad de información y de expresión, y que eviten cualquier acto contrario a la ley que coarte esos derechos o vaya en contra de la integridad física o moral de quienes ejercen el periodismo.

En el último mes de 2013 se registraron en la entidad cinco agresiones contra representantes de los medios de comunicación, en los que estuvieron involucrados un diputado del PRI, la Policía Estatal, maestros de la Sección 22 y caciques municipales, lo que refleja el grado de intolerancia, abuso de autoridad y falta de respeto al ejercicio periodístico.

En aquella ocasión el Grupo Prensa Oaxaca exigió a las autoridades gubernamentales la operación de la Mesa de Atención Inmediata a Periodistas y de la Agencia del Ministerio Público Especializada en Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión, pues de lo contrario estos mecanismos, dijeron, serán letra muerta.

Las agresiones fueron contra los fotoperiodistas Jorge Luis Plata, del diarioReforma e integrante del Grupo Prensa Oaxaca, y Luis Cruz, de Milenio Diario yEl Imparcial, y contra el reportero Jorge Morales, de Televisa, ocurridas el pasado 19 de diciembre en la comunidad de San Pedro Mártir Ocotlán.

Antes, el 17 de diciembre, Ismael García, del diario Noticias, fue agredido y amenazado por porros del diputado priista Fredy Gil Pineda Gopar, lo que motivó una denuncia del periodista ante la Procuraduría General de la República (PGR), que quedó asentada en la averiguación previa PGR/OAX/991/2013, en la Quinta Mesa de la Agencia Especializada en Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión.

García también presentó una queja ante la DDHPO, donde se inició un cuaderno de antecedentes.

También está el caso de la amenaza de muerte que Jorge Claudio de Jesús Cruz Vasconcelos, “oreja” del gobierno del estado, lanzó en contra de Nabor Reyes Rosas, reportero del periódico El Tuxtepecano, que se edita en la ciudad de Tuxtepec.

Y el pasado 1 de enero, militantes del Partido Unidad Popular y del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui intentaron linchar a Antonio Mundaca, director Editorial de El Tuxtepecano y a sus compañeros Jesús Alcántara, jefe de distribución, y Víctor López, productor.

Además, dos días después el periodista de RIOaxaca, Juan Pablo García, fue amenazado vía electrónica por dar cobertura a un conflicto poselectoral en Santa María Chilchotla.

Proceso, 14-01-2014, http://www.proceso.com.mx/?p=362395 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s