Pide Congreso a PGR indagar si muerte de Goyo fue obra del crimen organizado

MÉXICO, D. F. (apro).- Después de tres días de negarse a abordar la desaparición del periodista de Veracruz, Gregorio Jiménez de la Cruz, y ante el hallazgo de su cuerpo en una fosa clandestina, la Cámara de Diputados aprobó pedir a la Procuraduría General de la República (PGR) que “coadyuve” en el esclarecimiento de la muerte y determine si hay indicios de participación del crimen organizado.

Desde el pasado martes, tanto el PRD como el PT intentaron que se discutiera el tema en tribuna pero fue rechazado. Hoy, ante la noticia de la aparición del cuerpo del periodista, torturado y asesinado, la oposición presionó para que se fijara una postura como Poder Legislativo y pidió al gobernador Javier Duarte que renuncie al cargo si no puede brindar seguridad a los ciudadanos.

En el arranque de la sesión de este miércoles, Manuel Huerta del PT pidió que se abordara el tema. Lo secundó la legisladora del PAN, Mariana Dunyaska, quien habló de la existencia de fosas clandestinas en Veracruz y acusó de la connivencia del PRI-gobierno con el crimen organizado, quien ha robado la tranquilidad a los veracruzanos.

El tema lo siguieron Alfonso Durazo de MC, Víctor Serralde del PAN y Roberto López González del PRD, quienes responsabilizaron al gobernador del PRI, Javier Duarte, de permitir la impunidad y persecución en contra de representantes de medios de comunicación.

Sólo el PRI se atrevió a defenderlo. El legislador por dicha entidad y quien estuviera a cargo de la seguridad pública durante la administración de Miguel Alemán, el diputado Alejandro Montano Guzmán, solicitó la palabra para pedir “que no politicemos el tema, un tema serio en donde hay un trabajo de investigación que dio resultados y no podemos ahora juzgar porque hay resultados”.

No debemos aprovechar este tipo de asuntos tan dolorosos, dijo para llevar agua al molino.

En ese momento, los integrantes de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) se reunieron para discutir y fijar una posición sobre el tema.

Al filo de las tres de la tarde, la Junta presentó un punto de acuerdo de dos incisos: en el primero “reprueba el asesinato” del periodista Gregorio Jiménez de la Cruz y presenta sus condolencia.

En el segundo, la Cámara pide a la Procuraduría de Justicia de Veracruz seguir con las investigaciones “y se castigue a los responsables”. Además, solicita a la PGR “en coadyuvancia a la investigación”, determine si hay indicios de participación de la delincuencia organizada en el crimen perpetrado por las razones consignadas en la averiguación previa”.

La oposición reclamó la tibieza del acuerdo. Recordó que desde el lunes intentaron abordar el tema del entonces “desaparecido” reportero, sin embargo esto fue rechazado por el PRI.

Por ejemplo, Manuel Huerta del PT expuso “lo que hoy nos ofrece la junta… la verdad no satisface estas peticiones de los veracruzanos (acabar con la impunidad, las mentiras y la injusticia).

Lo que se debe hacer, dijo, es que se publiquen los resultados de las investigaciones de los 10 periodistas asesinados en la administración del priista Javier Duarte y los 5 en la de Fidel Herrera, además de hacer informar el trabajo que ha realizado el gobierno estatal en cada uno de ellos.

En su intervención, Huerta, veracruzano de nacimiento, recordó que en mayo de 2012 Frank la Rue, relator especial de Naciones Unidas para la Promoción y Protección de la Libertad de Opinión y Expresión, calificó al estado como el más peligroso para ejercer el periodismo.

“Él mismo contextualizó esta declaración tras los asesinatos de foto reporteros Guillermo Luna, Gabriel Luje, Esteban Rodríguez y la corresponsal de la revistaProceso en Veracruz, Regina Martínez, y dijo que estos asesinatos de periodistas se suman por lo menos a otros cuatro registrado en el último año en la entidad”, aseguró el diputado Huerta.

A su vez, el PAN a través de la legisladora Mariana Dunyaska comentó que el gobierno federal debe hacerse cargo de aquellos estados en los cuales nos se tiene la tutela necesaria de la seguridad.

Dijo que la violencia en Veracruz es contra periodistas y ciudadanos en general, al grado de que Estados Unidos ha considerado al estado como inseguro para visitarlo.

“El reportero Jiménez de la Cruz fue raptado de su domicilio, lo sacaron de su casa y su cuerpo fue encontrado en una fosa con rasgos de tortura. Estos problemas son graves porque fue secuestrado, atormentado y muerto”, dijo.

La legisladora exigió que la PGR atraiga el caso y retó: “Duarte, piensa bien si puedes con tu responsabilidad y si no es así, renuncia”.

Con un discurso tímido, el PANAL, a través de José Caamal MENA, se sumó a la condena y pidió “que no se descarte ninguna línea de investigación”.

Uriel Flores del PRD no sólo condenó el asesinato del periodista sino que dijo que “existe un hilo conductor, una sistematización” en muertes contra representantes de medios de comunicación en otras partes de la república: “es la impunidad” y “la ineficacia de las autoridades” en las investigaciones.

El defensor del PRI veracruzano y del gobernador Javier Duarte, el diputado Alejandro Montano Guzmán, reviró al decir que en su estado “no hay espacio para la impunidad”.

“Hoy el tema no es juzgar a un gobierno por haber esclarecido a través de investigaciones serias y coordinadas entre los órganos de gobierno federales y estatales, que se esclareció en forma pronta y expedita. También decir y manifestar, y dejar claro, que la lucha contra la impunidad es frontal y que los hechos así lo demuestran, no hay que confundir ni tampoco sacar raja por un hecho que lacera y lastima.

“Creo que lo que esta pasando y ha sucedido, y aquí se ha demostrado, es que hubo una investigación profesional que da cuenta a una persona, y ésta menciona nombres, y a la vez detienen a un sujeto y éste menciona el lugar en donde aparecen los cuerpos”.

Luego de hacer gala “de la investigación” que llevó a la fosa clandestina donde se intentó ocultar el cuerpo del periodista y sostener que “la libertad de expresión esta garantizada en Veracruz”, el diputado por el PRI exasperó a los legisladores de oposición.

Yazmin Copete Zapot, diputada del PRD por Veracruz, reclamó “es falso que esté garantizada la libertad de expresión. Tiene uno que estar invocando a Dios para que no nos pase nada cada vez que puntualizamos en algunos aspectos de la política que se lleva a cabo por diferentes gobiernos, y por supuesto que son crímenes de carácter político”.

Perredistas y panistas enumeraron, por separado, que en Veracruz no sólo se asesina a periodistas, sino que también dirigentes políticos de oposición y líderes sociales como los cañeros “han sido asesinados por trastocar intereses “.

Después de ello, ningún otro priista se atrevió a defender a Javier Duarte, ni el propio Montano volvió a tomar la palabra.

 

Proceso, 12-02-2014, http://www.proceso.com.mx/?p=364768 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s